Mi compromiso en el EVC*

Hacer los ejercicios espirituales de San Ignacio,
Es de vivir una experiencia de fe que pide
Que yo me dé con todo mi corazón.

Vivir el EVC supone que yo acepte de :

− Dar prioridad a los encuentros de grupo cada 15 dias.
− A los encuentros de acompañamiento individual.
− A dos días intensos de curso al ano.

Si yo falto, debo avisar a mi acompañante y retomar el ejercicio en un
encuentro individual.

− Dar cada día en tiempo para la reflexión y este sobre el tema propuesto.
− Estar atento a mi vivir cotidiano para poder llegar a integrarlo a mi reflexión.
− Hacer un regreso a mi día y anotar mis tomas de conciencia.



*Inspirado de la ficha de compromiso de Manrese